· 

Al final, ¿qué es la vida si no un hermoso sueño?

Control de la Ira

Autor: Efraín Pérez León

 

¿Qué es la vida?                                                                                                                       

 

Para muchos, la vida es un viaje en tren; algunos se bajan durante el trayecto y otros completan la jornada; es un viaje sin billete de retorno. Para otros, la vida es un regalo que recibimos. Es una fuerza creadora que da sentido y sostiene a este mundo. Comprenderla es más que difícil, somos parte y existimos gracias a ella. La vida es un constante movimiento, transformación y magia. 

Para otros, desafortunadamente, es un estado permanente, sin cambios visibles, en el que hay que hacer mucho para merecer apenas migajas de felicidad. Pero, tenemos que reconocer que la vida y la felicidad no se merecen, tenemos que conquistarla día a día, y que, gracias a esa lucha diaria se obtienen los goces más plenos al que podamos aspirar.

¿Aburrido? Sí, quizá porque algunos deciden verlo así. Porque desde su personal óptica, aquello que unos encuentran interesante, otros deciden verlo monótono. 

Si deseas que tu vida tenga sentido, toma en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Enfrenta tus miedos

Un miedo limitante nos impide avanzar. Tememos a lo desconocido, preferimos no salir de nuestra zona de confort e inconscientemente nos saboteamos. Es más cómodo permanecer donde estamos que arriesgarse a seguir adelante. Vivir una vida sin riesgos puede parecer lógico, pero nos estancamos y nos resistimos a avanzar. Nos da miedo de ir más allá y permitimos que el miedo se enseñoree de nuestras vidas. Haz frente a tus temores, huir de ellos no resuelve las cosas y, quizá, hasta las empeore.

  • Rompe con la tediosa rutina

La rutina llega a ser poco saludable e impone restricciones en nuestra vida. Establecer rutinas para desarrollar más fácil y más segura las actividades diarias no es malo, todo lo contrario. Pero cuando la rutina interfiere con tu disfrute y el goce de las cosas en tu vida, rompe con ella. Romper con ello de vez en cuando, nos brinda la oportunidad de explorar aquello que está fuera de lo común. Descubrir cosas nuevas, y hasta sorprendentes y emocionantes.

  • Supera la percepción de inmovilidad

Sentirse atrapado en la vida, sin saber qué hacer nos inmoviliza. Todas las opciones para avanzar nos parecen imposibles de lograr y esto conlleva mayor inmovilidad. En realidad, tal vez te hayas abrumado con tus ocupaciones y no te atreves a hacer nada al respecto. Explora nuevas opciones y arriésgate. Recuerda que sólo el que arriesga gana.

  • Cambia tu perspectiva

Muchas veces nos sentimos atrapados en situaciones absurdas porque no tenemos una perspectiva general de la situación. No nos permitimos una visión más amplia que nos ubique qué somos y en dónde estamos. Explora nuevos caminos y formas de realizar las cosas e, incluso, de pensarlas. Enfrenta un nuevo reto cada día.

  • No culpes a los demás de tus propios errores

Asume tus fallas, reconócete como un ser falible, tanto como cualquiera. Es más fácil culpar a otros, pero esto no contribuye en nada a la solución de tus problemas. Reconocer tus errores te ayudará a encontrar soluciones. Toma el control de tu vida y responsabilízate de ti mismo.

  • No te compares con nadie

Compararte con los demás te volverá superficial y amargado, pues si bien tenemos algunos talentos por encima de otros, los otros también tienen los suyos. Compararnos con otras personas es inútil, lo realmente útil es la que lo hagas contigo mismo para ser mejor que ayer. Busca tu propio concepto del éxito.

  • Las excusas impiden reconocer tus propios méritos

Las excusas nos impiden avanzar y superarnos como personas. Nos justificamos a nosotros mismos y somos complacientes con nuestros errores, lo que impide un verdadero progreso personal. Busca un cambio positivo que te impulse hacia arriba. Al final, el único que te detiene eres tú mismo. No centres tu atención en buscar excusas, sino en cómo seguir adelante.

  • ¿Tu vida, tiene algún propósito?

Muchas personas se encuentran involucradas en la rutina diaria, tanto que su vida vaga sin rumbo definido. Existen y realizan sus deberes mecánicamente, sin obtener ningún placer, lo que les produce aburrimiento. Una vida sin propósito, es una vida que difícilmente encuentra la felicidad.

  • Celebra tus éxitos.

Si en tu vida el trabajo ocupa todo tu tiempo, te encontrarás al final de la jornada que todo es extremadamente cansado y aburrido. No hace ningún sentido alcanzar las metas que te hayas propuesto y no celebrarlas. Tómate un tiempo para ti, para analizar tus fracasos, para celebrar tus éxitos, y premiarte por el trabajo bien logrado. Esto aumentará tu confianza y autoestima, y te motivará a seguir buscando metas más desafiantes.

  • Sé agradecido.

Permítete el descanso y la celebración con personas que comulguen con ideas como las tuyas. Desarrolla el hábito del agradecimiento. Esto nos puede ayudar a obtener una sensación de alivio. Nos ayuda a descubrir cuán bella es la vida, con lo mucho o poco que tengamos. Esto es lo que hace que nuestra vida valga la pena.

 

Finalmente, siempre que te sientas aburrido, pon en práctica estas recomendaciones. Pero jamás te sientas aburrido porque la vida nos depara muchas y agradables sorpresas.  Disfruta de la vida porque al final, ¿qué es la vida? sino un hermoso sueño.

Si te encuentras en una situación que vaya más allá del aburrimiento y que pudiera implicar un deterioro en tu estado de ánimo, del que no encuentras respuesta o solución, o que las cosas parecen escapar a tu control, recuerda que en el Centro Alternativa Psicológica Integral te podemos ayudar. Llama al (55) 6795 1043, o envía un correo a: informes@centroapi.com.mx